martes, 17 de febrero de 2009

La Gomorra napolitana

Cuando leí este ensayo, que no novela, ya conocía Nápoles y todas aquellas deficiencias, sospechas, evidencias, contradicciones, dudas... forjadas a base de observación y sorpresa, se vieron reflejadas y explicadas, con caótica naturalidad, en esta osada obra de Roberto Saviano, tan sólo explicable por su juventud (veintipocos) y por su profesión (periodista)

Napoli tiene el hedor de las cloacas del Imperio, allí por donde este Capitalismo en crisis hace aguas. Como en una matriuska, el sistema encierra otro Sistema, la Caja B del Estado italiano, de la economía europea. Andando por Nápoles se ve, en estas páginas se muestra. No hay nada nuevo en ellas, excepto la frescura y la franqueza.

Los mafiosos, no son elementos aislados, son los pegollos del gran hórreo económico industrial, cuya conservación está tan en entredicho como la del hórreo tradicional. Crecen al calor de gobiernos, administraciones, empresas y particulares y son estos quienes los mantienen, beneficiados por su existencia. Los mismos que desatan los demonios, repudian la violencia que generan.

Este es el retrato de una mafia, hay muchas, lejos y cerca, más reducidas y más extensas. Un modelo que sobrevive a crisis y bonanzas y que, en cualquier caso, sale fortalecido de ellas.

4 comentarios:

Javier dijo...

No he leído el libro, yo pecador, pero he visto la película y me desilusionó bastante. Puede que por las expectativas que me cree, pero no me pareció nada del otro mundo.

Pilar Sánchez Vicente dijo...

yo la peli no la vi, y por los comentarios me alegro...

Mr Reivaj dijo...

Estoy acabando de leerlo.Coincido, con eso que dices de los pegollos. Creo que fue Giovanni Falcone el que liquidaron con una tonelada de explosivos el que dijo en una entrevista que "se está haciendo mafia cuando obtienes por favor lo que te corresponde por derecho, más o menos,... (je,..) y de eso creo que estamos impregnados hasta los mismísimos.Algunos amigos y colegas se mostraban extrañadísimos cuando les decías que el dinero negro( el de la entrada para la compra del piso p.e..) corresponde a droga, tráfico de personas o tráfico de armas. En fin, querida amiga una gloria y placer compartir espacio aunque sea tan etéreo...
Besu

Alfredo dijo...

yo aún ninguna de las dos cosas (ni libro ni peli), pero lo intentaremos. Me parecen comentarios muy interesantes