martes, 1 de marzo de 2011

¿Políticos o idiotas?

¿Se acuerdan de los griegos, inventores de la Politiké? Para ellos la política sería la ciencia de los asuntos del Estado y el político el que se preocupa de vivir en sociedad, es decir, se ocupa de lo referente a los asuntos de la polis, frente al idiota (de idios, privado) que sólo se ocupa de sus propios asuntos. Así, los ciudadanos rotaban para acceder a los cargos públicos, en los que se mantenían un año, durante el que cobraban exactamente lo que ganaban en la vida civil y, al final del mandato, un jurado comprobaba si su patrimonio se había incrementado un solo dracma. Si así era, lo desterraban de la polis y veía embargados todos sus bienes, que revertían en obras públicas y en el bien común.

Volvamos al presente y hablemos de los nuestros. Podría hablarles de los millones de euros que nos cuestan esas bancadas vacías en Bruselas. O del Fondo Monetario Internacional (FMI) que no sólo fue incapaz de anticipar la crisis sino que hasta el día antes bendecía a los causantes y sus prácticas especulativas. De la venta que todos ellos hicieron de nuestras almas al dios mercado, que no es otro que los bancos y las entidades financieras, cuyas ganancias siguen aumentando escandalosamente. Del cambio de armas por petróleo, de las democracias secuestradas por multinacionales y las dictaduras sostenidas por demócratas. De expresidentes de Gobierno, con sueldo público millonario y vitalicio, al que añaden millones de euros en puestos de la empresa privada. De los 105 millones de euros que facturan nuestros parlamentarios en móviles. De la absoluta falta de responsabilidad en el ejercicio de su cargo público, que a usted y a mi nos exigen en el trabajo. De los corruptos, de los faltosos, de los chulos, prepotentes y facinerosos sujetos que pueblan nuestros gobiernos locales, autonómicos, estatal… De esa numerosa pléyade parasitaria, esto es, que vive a costa ajena y más engorda cuanto más nos chupa.

Los tunos todos son unos, y así se han unido PSOE y PP, CIU y PNV, primero, para adelgazarnos rescatando a los bancos, causantes de la crisis con sus hipotecas y ahora para rechazar la dación de casa, esto es, la fórmula de cambiar piso por hipoteca (sólo en 2011 se esperan medio millón de embargos) Ahí están, ajenos a una realidad que no es la suya, a la sociedad en que viven, únicamente ocupados de sus propios asuntos privados... ¿Políticos o idiotas, por tanto? Vd. tiene la respuesta.

4 comentarios:

Pepe dijo...

Me encanta el artículo y creo que refleja el pensamiento de la mayoria de la sociedad española. Según tu planteamiento está claro que en España hay muy pocos políticos y muchos idiotas, aunque lamento decirte que los idiotas se salen con la suya y al contrario de lo que pasaba en Grecia, aquí no se le embarga nada a nadie y los idiotas se ríen de los ciudadanos, disfrutan de opulentas comidas en restaurantes que pagamos todos, viajan con dietas que nos pasan a todos y se quedan con sus dineros casualmente podrían tener algún encuentro judicial, que no les trastocaria demasiado la vida.
J.Simó

Ganrey dijo...

Estoy completamente de acuerdo con lo que dices. Los políticos(y no solo en este país) se preocupan más por su dinero y fortuna personal que no en mejorar la sociedad actual(que tiene muchos aspectos por mejorar y modificar) La política es un mundo de corrupción e intereses personales, no colectivos.

Por cierto, me gusta este blog. Creo que es muy interesante, lo he visto por casualidad y me ha gustado.

Funny pictures dijo...

It is very good information. Thanks for sharing.

Julio César Martínez G. dijo...

Completamente de acuerdo. En Suramérica, sucede algo similar, con algunas variantes en uno que otro país.

Venezuela lamentablemente atraviesa un lamentable retroceso en el aspecto social, con la división de la población entre oficialistas y oposición.

Ambos Piensan que los NI-Ni (Ni a favor de ellos - Ni contra ellos). No sabemos nada de lo que pasa en PDVSA, el gobierno central, los gonernantes locales y municipales, cuando por el contrario, estamos al día, en cuanto a los asuntos de nuestro municipio, estado y el país en general.

La sociedad civil, viene ganando amplios espacios en la vida política nacional, como debe ser.
En la Asamblea Nacional contamos con (Miguel Cochiolla, maría Corina Machado y otros independientes) elegidos como Diputados Independientes, y en esta dirección continuaremos andando muchos venezolanos.

Esto solo es parte de la solución, falta mucho por hacer.

No desmayaremos. Hasta hacer de Venezuela una verdadera democracia.